martes, 16 de abril de 2013

¡De sopetón!



 ...y quizás si el amor llama a mi puerta, 
tendré las manos abiertas,
para volver a abrazarlo.

No hay comentarios: