lunes, 3 de septiembre de 2012

Vaya sensación, algo se quemó por dentro del caparazón.

No hay comentarios: