sábado, 17 de marzo de 2012

Para dejar por escrito lo que mis oido no pueden parar de escuchar:


¡Mientras, meto las orejas en el centro de tu andar!

No hay comentarios: