lunes, 13 de julio de 2009

¡Yo nunca suelo echar a correr! Suelo correr detrás de aquellos “porqués” que me hacen sonreír. O tal vez, echo a correr exclusivamente detrás de aquellos ojos negros que miraban la felicidad en caras ajenas… Ahora que lo pienso, suelo echar a correr varias veces todos los días. Ya sabes lady, soy una montaña rusa que no para de buscar.

1 comentario:

Iván Avello dijo...

una gran foto!!