viernes, 18 de mayo de 2007

Merche and Peter


-¡Merche, no abra las persianas hoy que no tengo ganas de levantarme, para ver este mundo horrible!- le dice el dueño de la casa a su humilde y honrada sirvienta.
-¿Por qué señor?, hoy hace el tipo de tiempo que me gusta, las nubes cubren todo el cielo y no dan tregua al sol para que salga, el viento es continuo y la lluvia nos mira d
esde el cielo como en el juego de pillar ¿Qué más se le puede pedir hoy a Dios?

Entonces Peter, se levanta de la cama, le pide tranquilamente a Merche un café con leche y se fue a lavar los dientes ¿tendrá razón Merche? Se pregunta continuamente en la cabeza, un y otra vez ¿hará algo mejor?
Coge el café y se sienta en la terraza, contemplando el cielo descrito anteriormente por su sirvienta, se sentía triste pero a la vez, acogedor, con unas ganas locas de salir a pasear y de repente, deja el café en la mesa del jardín y sube de dos en dos las escaleras, hasta llegar a su habitación, para cambiarse de ropa, ponerse un chanda y coger el coche, pero ¿hacia que lugar?

A respirar el aire de este bonito bosque.



2 comentarios:

pavlin dijo...

Lo he leído para que veas! y no como tú que aún no has visto mi vídeo del Scouting! (con lo orgulloso que estoy yo de él)
Respecto al texto, no sé que decirte, que me hace mucha gracia que se llamen Peter y Merche.

Otra cosa, siento no haber sido un aunténtico Metalero y no haber hacho un poco de LO-CU-RA, es que en el fondo yo no llevo dentro la LOCURA :(

Besos bonito!

Alex dijo...

Mmmmm.. a mi me intriga mucho esta historia. Es obvio que Peter no tiene claro lo que siente hacia Merche, su criada latina. Ella es una chica sencilla, poco acostumbrada a soñr despierta... Paradme ya!!!! Que me está saliendo Sucedió en Manhattan 2!!! En fin, que espero que tu, querido primo, sepa darle una buena salida a esta prometedora historia ;)

Besos boni!