jueves, 31 de mayo de 2007

De puta en puta y tiro porque me toca.


Crakkk, fue el golpe del jarrón contra el papel horrible de la pared. Las voces se elevaban como el humo de un cigarrillo, y los insultos surgían de la nada.
Como
marujo consagrado que soy
, puse la oreja y esto fue lo que oí:

¡Te di mi corazón y lo encerraste sin más!
–dijo Ariadna, con una voz potente y dominante.
No me seas tonta, tanto tú como yo sabíamos que éramos unos simple amigos con derecho a roce –contesto Narciso con un tono burlón.
Puede que eso fuésemos cuando empezamos, pero ¿sabes cuantos meses llevamos acostándonos? Seguramente no, eres demasiado varonil y macho para llevar una cuenta tan insignificante para ti
- respondió ella.
Bonita, yo te saque de las calles, donde trabajabas de puta por 40€ la hora y ahora que eres una artista me vienes con esos aires de mujer fiel y sincera, cuando antes por 45€ en un cliente matabas – se defendió Narciso de de las acusaciones de Ariadna.
La pregunta es ¿esto es por amor al arte? O ¿por amor a mi coño? , me “salvaste de la calle” después de que tu me pagaras por hacerte un completo, y sin ton ni son, cuando estaba saliendo por la puerta de tu casa, me comentaste el tema, un trabajo bien pagado, -me dijiste mientras te ponías el pantalón -, como modelo de lencería, del cual tu te sacas más de la mitad de mi sueldo
- contesto sin temblarle la voz, mirando fijamente a los gestos de Narciso.

Ariadna no pudo defenderse y Narciso le dio una sonora bofetada y la agarro de su negra y larga melena, para poder dominar a esa yegua salvaje que acaba de aparecer en la habitación de esta humilde comunidad de vecinos, pero ella no derramo ni una lágrima. Todo estaba dicho y con esa bofetada, el había demostrado el interés por esa joven puta-modelo de lencería que había acabado enamorándose de él.

El reacciono tarde, mal y nunca, cuando quiso darse cuenta, Ariadna, se puso su ropa vieja, no la comprada con el dinero de su trabajo, y se volvió a las calles frías y peligrosas de Kiev, pero con su honor intacto.


En conclusión: “Las putas deben de vuelver a sus raíces

4 comentarios:

di dijo...

Estoy de acuerdo las putas a sus principios y raices.

Manoli Piruletas dijo...

Bonito mio!! Qué relato más escalofriante!!! He reconocido en él sierta frase y me ha encantado... hoy te gradúas, se acabó el insti, ya eres mayor.

Besis!!

pavlin dijo...

Bonito! dónde estás que no te conectas? q tal anoche? viste amanecer?:P

Na, el relato me ha hecho mazo de gracia lo de puta (guión) modelo de lencería, jeje!

Avisa si te conectas!

M dijo...

He llegado aquí de casualidad y no he podido evitar pasar a comentar. El relato es conmovedor. Sí, quizás esa palabra no resulte adecuada pero a mí me lo ha parecido. Tan real y tan sincero, que no deja de ser conmovedor. Y es que es así, las putas, y como ellas todos, siempre vuelven a sus raíces. Es una metáfora simplemente genial.

Por cierto, te felicito, has mejorado muchísimo en esto de escribir.

Un saludo.