jueves, 12 de abril de 2007

Corazón de Hielo


Tengo la boca pastosa, un penetrante dolor de cabeza y un malestar considerable recorre mi desnudo cuerpo ahora tapado con una simple sabana. Intento pensar donde me encuentro, como he llegado aquí, con quien…, abro cuidadosamente un ojo, y me encuentro en una habitación totalmente distinta a la mía, era clásica con un toque moderna, antigua pero a la par contemporánea, muchos cuadros y a la vez, muy mal colocados…
Miro a mi lado y encuentro a la Nancy rubia de la otra noche, se despierta perezosa y sensual a la vez, nos miramos y me dice:

Ella: ¡Mírame! ¡Sígueme! No tengo tiempo que perder, tócame, bésame, mejor lo hacemos todos a la vez…

Yo: Déjate llevar, la noche es un tobogán, déjame soñar con algo que me haga feliz…


Conversaciones “lógicas” dentro de un contexto “ilógico”.

No hay comentarios: