lunes, 23 de octubre de 2006

Margaritas negras y blancas.


En nuestros locos intentos,

renunciamos a lo que somos

por lo que esperamos ser.

Si alguna vez me sucede…Dispárame.

Procura no fallar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi deberían dispararme, pues renuncié hace tiempo a lo que soy para ser lo que seré.

Scu

Pd: Pa que veas, que si me lo recuerdan entro xD

Paco Braguetas dijo...

Hola munín, ésta es de esas entradas en las que no se que decir. Pero me alegré mxo de verte ayer!.

María dijo...

Yo las veo todas blancas, las margaritas.
Además, opino que, ¿no es posible que en realidad no estemos renunciando a lo que somos sino que, es precisamente eso lo que nos impulsa a probar cosas nuevas? ¿A tener reacciones distintas?